Antes de iniciar estas líneas quisiera hacer una recomendación, creo que si los organizadores se siguen pensando jornadas tan largas como las de este 2014 deberían pensar en buscar para futuras ediciones una posibilidad de que Transmilenio extienda su jornada, movilizar 120.000-150.000 personas no es fácil con la flota de buses que pasa un Sábado a las 12:00 o Domingo a las 11:30PM.

Ya entrando un poco más en el marco del festival asumiremos 3 puntos que me parecen muy importantes para el desarrollo del texto.

1) Los medios que cubren el evento: Desde el día viernes con la presentación de Eddie Trunk un nombre empezó a sobresalir, Alejandro Bonilla de Autopista Rock finalizo el segundo Foro de Periodismo Rock y por más invitados de renombre los aplausos también se dirigieron a él, en dos años ha logrado generar espacios de calidad y hacer que otros países posen su mirada sobre el festival, algo que no ha había logrado otras marcas de mayor renombre y solo aparecen el último día para hacer 5 tomas del evento o resumir en 15 segundos una experiencia de 3 días.

3Jose Gandour el día jueves durante el Foro con Periodistas hizo mención a un periodismo que poco aporta al festival y al final de la jornada tiene más Selfies que nombres de bandas en su agenda. Los nombres de RadioMacondo, LaSuperestación, Laud Stereo, Hummingbird Press, Autopista Rock, Orbita Rock, Cavernet Rock son algunos de los que recuerdo, porque se les veía correr de tarima a zona de prensa, buscando complementar lo visto en escena, hay muchos medios que llegan y sin un gran aparato tecnológico cumplen con un trabajo impecable, así como muchos otros cumplen con el noticiero de las 8 mientras los nombres de agrupaciones que sobresalieron nunca estarán en su cartel. No se puede pedir que los medios emergentes, Underground tengan el mismo despliegue pero si que tengan más cabida, más oportunidad de generar actividades e integración con los artistas, los medios que le aportan desde las localidades de Bogotá, que llegan desde los rincones del país y algunos otros como el caso de Alejandro Bonilla han aportado unos espacios que hasta hace unos años eran muy difíciles de ver, esos nombres pueden ayudar a la organización a llevar una nueva experiencia a quienes no están presentes durante esos 3 días en el Simón Bolivar.

??????????

2) La Zonas de Prensa: En este 2014 El Santuario Del Rock tuvo la oportunidad de ser acreditado nuevamente, para bien, para mal o sin generar mayor contenido se ha procurado asistir a muchos de los conciertos así no sea desde la primera hora, hemos tenido el placer de escuchar bandas de tremenda calidad como 8BM, Patricio Stiglich Project, Carlos Reyes y la Killer Band, Bloodfate, Terminal War, The Dillinger Escape Plan, Steel Pulse, Ikarus Falling, Tappan, Árbol de Ojos, Sabia Actitud, Dubioza Kolektiv, Alfonso Espriella, Diamante Electrico, Chucho Merchan, Vertigo, Bosnian Rainbows, entre muchas más, siempre sin concentrarnos en un sonido o una propuesta, tratando de respetar a quienes viven o cumplen por afición su oficio en Rock Al Parque.

En este 2014 fue una sorpresa  ver como las zonas se crecieron un poco excepto por Eco que sigue presentando errores que no merece, año tras año Eco ha presentado propuestas que le dan un respiro al festival, que le dan una vuelta a la propuesta musical de las otras dos tarimas y suceden interrupciones por problemas de sonido, cambios en presentaciones como sucedió este año con Thy Antichrist.

Pero este año la sensación fue otra, el pogo, el celular estaban más presentes que nunca, tanto así que el Lunes la empresa encargada estuvo alerta ante tantas personas coladas, tal cual un matrimonio donde no se conoce a la pareja pero se quiere ir a comer, se va por el plato fuerte ese que sin saber que sirve, se asume que va estar sabroso por la ocasión. En 2011 se presentaron dos zonas, una para invitados y otra para prensa, ojalá esto se pueda volver a presentar o al menos reevaluar porque con todo el furor y efervescencia de algunas personas uno ve como se interrumpe mucho trabajo y en ocasiones un trípode o una cámara tiene destino la basura o un centro de mantenimiento.

10589612_507671086044467_1665653411_n

Cada uno de los asistentes y no asistentes tiene derecho a comportarse de determinadas maneras pero es tedioso ver como en la zona de prensa en vez de preguntas habían selfies, risas entorno a presentaciones y un ambiente que poco favorece a esos que hacen el esfuerzo por sacar una reseña, un audio, un vídeo en donde se muestre afición, respeto pero gusto por el trabajo y no tener que ver como algunas zonas se llenan de una farándula exótica.

Si ya llegaron hasta acá y leyeron esa eterna discusión sobre la zona de prensa esta si es la parte concerniente al festival.

??????????

3) Las Bandas: Después de ese 2013 en dónde uno creía que la noche en el festival sería como esas presentaciones de bares en donde hay una gran banda y 5 personas escuchando, la organización le aposto a un Rock Al Parque de recambio que al final fue una reedición del 2009 con una que otra situación del 2011.

El sábado debo decirlo que pecamos en no llegar temprano, quede en deuda de ver el tributo al Metal Medallo, es el momento que no se le ha preguntado a conocidos por lo sucedido aunque si se vio una que otra foto, fue hasta las 2PM que llegamos corriendo hasta ECO para abrir el festival con Guerra Total una de las bandas distritales que con buen pulso se supo ganar a su público y la convocatoria al festival, desde esa hora ya se respiraba diferente, había público repartido en las 3 plazas y si bien Guerra pudo presentarse a otra hora termino dando cátedra con su excelente presentación, hasta las 4 regresamos a Plaza para ver el llamado tributo al Metal de Bogotá otro Show especial pactado para está edición, un show que dejo una gran sensación por la respuesta del público pero me recordó tanto ese sábado del 2011 en donde sonaron Etheral, Kilcrops, Ursus  y tal como en esta edición cerraron las dos clásicas Neurosis y Darkness, ese día fue un éxito y este también pero la formula fue similar solo que esta vez tuvimos un “Dream Team” que interpreto temas de culto, es bueno ver esos grandes personajes que han marcado el camino del Metal pero no es tan bueno cuando son temas de hace 15 años y lo nuevo no tiene tanta recepción.

4

La nostalgia es lo que más vende y atrae como diría Lisa Simpson en uno de los tantos regresos de Krusty, los regresos están de moda y lo mejor es que gustan.

Deep Silence, Beholder y Patazera eran de las más esperadas por las alianzas de festivales de Metal y respondieron con altura, la última Patazera menciono en rueda de prensa algo sencillo que ojalá las bandas tengan en cuenta “ensayamos en un barrio, somos de un barrio y hoy estamos en un gran festival con bandas de peso, eso demuestra que si se puede”, si en el día la decisión de ver a una u otra era difícil, la noche no se quedaba atrás, Nile es una banda de unos tipos virtuosos, técnicos y que van a lo suyo, pocas palabras pero contundentes, para algunos uno de los mejores Shows del Sábado para otros más bien el Death visto desde Nile no es lo que se espera cuando la adrenalina está a tope después de Withering Void .

La pequeña confusión que aun no entiendo, el cambio de tarima de Thy Antichrist que muchos se quedaron esperando en Eco y muchos no entendimos en la principal, al final simplemente se le resto tiempo a los dos actos, si bien el Black no es de nuestra preferencia el trabajo en escena, esa teatralidad captan la atención pero cuando uno espera una banda y se interfiere otra en el camino no le favorece tanto. El cierre a cargo de Exodus puso a prueba el regreso de Zetro que no quedo mal parado, mostro la afición que hay por Gary Holt y puso a prueba el primer gran pogo de prensa, al final con todo y su gran presentación ni ellos entendieron el corte y el daño que hizo el cambio de horario.
??????????El Domingo fue la oportunidad de ver como en 2009 a IRA, Polikarpa y sus viciosas, el día del Hardcore de la vieja escuela tuvo buena respuesta, pero ante todo es bueno ver que una banda aun pasando los años no necesite de parafernalia y sigan apasionados por su acto, ProPain, The Casualties son la muestra de eso que así recluten nuevos integrantes la energía se preserva y tiene potencia para seguir sonando, cabe aclarar que el sonido durante el Domingo era mejor que el sábado al menos hasta Carajo que sonó “del carajo” y aprovecho para hacer parte de ese tributo que se le ofreció durante los 3 días a Dimebag Darrell con un cierre entre temas de Pantera que puso a brincar a todos los presentes en plaza, ese día fue el descuido hacia las otras tarimas, no por intensión frente a las propuestas musicales, si no que todos los que estaban en plaza sabrán que era difícil abandonarla cuando apenas si daban 20 minutos de descanso y luego llegaba otra banda a volar cabezas.

??????????

La eterna y emblemática de Rock Al Parque, liderados por el carismático Dilson Díaz, La peste salió poco antes de las 9 y nos dejó con la duda de los acuerdos legales que menciono Dilson, es verdad que la peste se ha presentado bastantes veces en el festival pero cierre cuanto concierto cierre siempre hay canciones que faltaran por interpretar, ojalá y alguien nos pueda aclarar lo sucedido porque mientras la peste hacia rueda de prensa en escena estaba Soulfly de Max Cavalera y es aquí donde vuelve y juega, el sonido de un momento a otro cambio, la calidad no era la misma, como paso con Exodus al comienzo casi no se logró escuchar la voz de Zetro y en este caso de Max, para Soulfly el bajo de Tony Campos predomino en la presentación. Pero además Max termino interpretando más Sepultura que Soulfly, uno lo entiende con una banda como Cavalera Conspiracy pero el trabajo en estudio de Soulfly es amplio y apelar a 5 clásicos sorprende, de la banda se puede resaltar a Rizzo por su calidad como guitarrista y brindar otro momento de cierre con The Tropper.

Del Domingo solo se puede apuntar que la mejor presentación la dio La Pestilencia.

El Lunes arranco temprano, el cansancio de dos días ya se sentía pero habían muchas cosas por ver una de ellas no se logró que era escuchar a La Etnnia, pero allí estuvimos para ver un regreso bastante especial, Catedral esa banda que rondo los años 90 y se consagro en la historia del Rock Nacional, de la que poco se tenían memorias excepto algunas presentaciones que había realizado Amos Piñeros en los últimos años con su proyecto AmosyLosSantos.

??????????Al final no decepciono porque fue un encuentro generacional al que llegaron unos más jóvenes, ese espíritu que se ve en los 90 con la cercanía entre público y seguidores se vio presente y al final fue una de las mejores experiencias del día, en plaza Cultura Profética con su Roots se llevaba los aplausos y la atmosfera de R&B que le daban sus dos coristas, siguiendo con los encuentros de esta edición tuvimos la posibilidad de ver todo un equipo de Blues Colombiano que durante poco más de 45 minutos rescataron los trabajos que se han gestado en la tierrita, los encargados de liderar esta presentación fueron los reconocidos Carlos Elliot Jr y Carlos Reyes (Ex Agony),  un nuevo respiro para el festival en una presentación que tuvo como plato fuerte las risas y aplausos del público en el tema “hermanos de leche”.

Ágora y el Siete pusieron a levantar tierra en Bio pero lamentablemente el cierre del Siete tuvo problemas de sonido mientras intentaban hacer un cover de Faith No More. Nepentes, De La Tierra y Black Label Society fueron un plato fuerte sin distinción, en primer momento los encargados de abrir el concierto de Metallica en este 2014 mostraron un feeling que pocas bandas tienen, Nepentes demuestra que es uno de los nombres con más cariño en Colombia y con una performance capaz de invadir otras partes del cono sur del continente, De La Tierra fue una seguidilla de agradecimientos debido a que su primer Show oficial fue en Colombia minutos antes de Metallica, al final Andrés Giménez y Fernando Álvarez merecen un reconocimiento por su intervención con los asistentes, se metieron a la zona general, participaron y gozaron con el público, Alex González ojalá continúe su paso por el Metal, la sonrisa que daba al cerrar la presentación y la fuerza con que interpreta da gusto observarla, parece que “el animal” de Mana finalmente fue liberado.

De Black Label Society resta decir que fue una experiencia difícil de borrar en la historia de Rock Al Parque, que Zakk Wylde por pocas palabras o seriedad cumplió con su trabajo y demostró su calidad y también quedará como uno de los mejores músicos que ha pasado por una de las 3 tarimas.

De Anthrax poco diré porque ese Show fue simplemente para disfrutar, los covers, los tributos, el invitado, pero hay algo curioso, a eso de las 4PM era un mar de “farándula” que lograron una buena cantidad de Selfies apuntando a la tarima, pero después de Aterciopelados simplemente se iban por su camino.

Esperar que la edición 21, supere con creces a la 20, que los técnicos cada vez sean más aislados y no solo se cuente el festival como el logro de ver 400.000 “mechudos” en sana convivencia, si no que sea un logro para la capital y con el mismo orgullo que se grita ¡Gracias Bogotá! El festival tenga más recursos, más posibilidades y se abra a otras opciones sean sonoras o académicas.

Opinión por: Ricardo Alfonso y Santiago Páez

Fotografía y vídeo por: Javier Bobadilla y Santiago Páez

El Reverendo

Discute y comparte tus comentarios acerca de esta información!

Leave a reply

Leave a Reply