Para nadie es un secreto que la fuerza y vitalidad del Power Metal dentro de la escena metalera a nivel mundial ha venido decreciendo poco a poco en los últimos años.

Si bien grandes exponentes del subgénero siguen siendo parte de festivales en todo el Globo (Es casi un “must”, o si no cómo justificar la presencia de Stratovarius en las ediciones latinas del Knotfest 2019) su fuerza no es tal como para llegar a ser headliners, cosa que se veía comúnmente en décadas pasadas.

¿Por qué han sido eclipsados?, no es por falta de virtuosismo, de eso hay de sobra; tampoco es falta de proliferación de bandas del género, que aunque no es tan popular como antes, aún sigue teniendo una importante acogida. Si hay un elemento que se ha tornado un poco letárgico para este metal fantasioso, ha sido la propuesta en escenario, caracterizándose por monotonía y falta de novedades; es cierto que la música debe hablar por sí sola y no debe necesitar demostrar nada a nadie (Especialmente el Metal), pero en un mundo en el que las redes sociales y medios visuales como Instagram son los que dominan el flujo de popularidad y viralidad, hay que hacer algo adicional y ver más allá de las fórmulas clásicas.

Desde las tinieblas y con 16 años de trabajo en sus espaldas, los Power metaleros alemanes de Powerwolf brillaron durante la última década por su propuesta visual y su majestuosidad en escenario. Adoptando elementos como el Corpse Paint del Black Metal y dejando de lado las camisas elegantes de colores para adoptar una puesta metalera más clásica (mucho negro, mucho cuero), además de matizar la temática conceptual de sus líricas hacia un tono más gótico influenciado por el cine clásico de terror y sus monstruos universales (El Hombre Lobo, Drácula, Frankenstein),  el grupo usa temas e imágenes oscuras, musical y líricamente, al contrario de la música tradicional de Power Metal.

Pero el hábito no hace el monje, la música de la banda se ha fortalecido a través de los años, solida, satisfactoria, estridente y dantesca, llegaron a ganar el premio a mejor álbum de Metal en el año 2018 según la revista Metal Hammer.

Páramo Presenta nos brinda una gran oportunidad para presenciar esa magnificencia al traerlos junto a los suecos de Amon Amarth como acto de apertura. Las expectativas sobre este recital están por las nubes y poco a poco el ruido que está generando este concierto lo hará convertir en una de las fiestas imperdibles para los metaleros criollos este año.

Boletas concierto de Amon Amarth junto a Powerwolf en Colombia 2020, Mar 21 en el Teatro Royal Center.

Asegura ya tu lugar en el Valhala del metal en Bogotá comprando tu entrada en entradasamarillas.com.

Única localidad, solo 500 entradas en primera etapa: $129.000 + Servicio,  y 2.700 en segunda etapa $139.000 + Servicio.

Entradas a la venta a partir del Martes 10 de Diciembre.

Amon Amarth “Latin America ’20”

El Reverendo

Discute y comparte tus comentarios acerca de esta información!

Leave a reply

Leave a Reply