Casi un himno de la etapa oscura de The Cure, Faith marcó una época que parece no terminar de pasar. Quizás por lo que rescataba, quizás por lo que no pudo rescatar.

Video DARK, EL DOCUMENTAL el reflejo de los '80´s en Córdoba, Argentina

Tu voz está muerta 
Y vieja 
Y siempre vacía 
Confía en mí en los años que se acercan 
Los momentos perfectos esperan… 
Si sólo pudiéramos quedarnos 
Por favor 
Decí las palabras correctas 
O llorá como el payaso blanco de piedra 
Y quedate perdida para siempre en una muchedumbre feliz… 
Nadie levanta sus manos 
Nadie levanta sus ojos “

Cada generación quiere corregir los errores de la anterior, limpiar los genes de los temores, cobardías, masacres, amores despiadados, dolores de parir en cada segundo la posibilidad de que en la esquina te amordacen.

Por eso en esta nota nos metimos con un proyecto que llama la atención no sólo por la realización sino por la lectura de la historia reciente que por inmediata no hemos leído completa.

El cine de Córdoba viene de la mano de curiosos y talentosos directores, capaces de indagar en la sociedad que les toca vivir con la lente puesta en la cámara y en las gentes, en un ejercicio casi suicida de rescatar escenas que los demás no vemos, no podemos o no queremos ver.

El caso de Robert Schab es paradigmático y me sorprende, porque como realizador de documentales tiene un particular ejercicio a la hora de elegir sus temas. Ninguno le es indiferente, tampoco son encargados y si los acepta, tienen que ser capaces de cuestionarles las dudas y las certezas. Sólo así pondrá su ojo en la cámara, moverá su equipo de profesionales y sus máquinas.

Influenciado por Leonardo Favio, Preloran, Hertzog,Tarantino, Roger Avary Tony Scot, Scorcesse y Leopoldo Torre Nilson entre otros, pareciera auntoimponerse un orden cósmico que muestre que es producto de una época más que de una génesis humana. Característica que también destaco porque tiene que ver con esta generación que desmalezó por un lado y se la complicó por otro,

Desde la Córdoba de los ’80 vienen las voces de un grupo que no pasó desapercibido y dejó las semillas para lo que sería luego los heavy, hispter, rollingas y otras tribus urbanas.

La vanguardia estuvo de la mano de un grupo de adolescentes y jóvenes que adoptaron la cultura, la filosofía y la música que acá se llamó Dark y en el mundo se conoce como Gotic. Dueños de un inclaudicable anhelo de revolución y cambios de aquellas cuestiones que ellos veían como parte de una sociedad decadente, pusieron los cimientos para que otros jóvenes, ya hijos de la democracia plena, pudiesen circular más libres por las calles de Córdoba.

Y todos sabemos que en la década del ’80 esto no era tan fácil y que los que aparecían como “raritos”, “diferentes”, “extraños”, “contestatarios”, recibían más de un palo en sus lomos. Que eran perseguidos por la policía, señalados por el dedo de la pacata e hipócrita sociedad cordobesa, expulsados de algunos bares, peregrinos de varias plazas, socios de tranochadas lunas que los encontraban debatiendo, fumando, delirando, soñando.

Rebeldía que venía de la mano de un cambio de aires, “vientos de libertad”, caída del muro de Berlín, inicio de la maldita globalización, las utopías y distopías que chocarían contra la Guerra del Golfo, las fuentes de la eterna juventud en el pop, el punk, el dark, el metal en sus primeras variantes, el grunge. Los himnos apocalípticos y los himnos renacentistas, la noche de Hölderling y de NIezstche, de Novalis y la aurora barroca. Todo en un combo que parecía presagiar algo mejor de lo que en realidad nos llegó después como vómitos del averno tan cercano, digamos, un infierno con habitaciones al lado de las nuestras

“Queríamos cambiar el mundo, queríamos dejar algo mejor de lo que estábamos recibiendo de nuestros padres”, nos dice Robert Scha, el director de DARK, EL DOCUMENTAL. “Y me parece que no nos salió.”

Su documental es una muestra impecable de todas estas ideas. Planificado con una prolijidad que exalta el género y lo ubica dentro de un momento especial del cine cordobés, Schab va siguiendo el laberinto desde  su germen originario hasta llegar a sumar horas de cintas para una prometedora edición final.

Hurgando entre testimonios de amigos, Schab recrea lo que sin lugar a dudas es  para muchos más que historia, una forma de vida que a pesar del transcurrir del tiempo sigue viva.

En la entrevista, nos detalla los pasos previos a la filmación, horas con su equipo de trabajo, una exhaustiva producción que tiene en cuenta, escenarios, actores, entrevistados, músicos. La búsqueda más intensa está, sin dudas, en sus recuerdos, en la parte que a este director le compete como partícipe de la cultura Dark de los ’80.

“A veces un documental que tiene altos costos de producción fracasan por vaya a saber qué motivos, y otros que surgen del azar y que llegan a mi cámara como un juego reciben reconocimientos y premios”

Dueño de una sagacidad y un humor particular, Schab nos cuenta algunas anécdotas de su último documental y así de cada uno de ellos. El director de este tipo de filmes tiene una relación particular con aquello que está filmando, no es aséptico ni indiferente. De alguna manera formó o pasa a formar parte de la historia.

Un micrófono puesto a un entrevistado requiere de la habilidad del director para que aquél, que no es actor, se sienta cómodo y se olvide de que hay una cámara. Viendo los documentales anteriores nos damos cuenta de esta sutileza. “Necesito que el entrevistado se sienta relajado, que no vea la cámara sino lo que le pregunto, lo que quiero  mostrar, que siga un guión imaginario, como un viaje, para que ese momento vuele y no sea pesado”´.

Surge la pregunta obvia de si se recupera lo invertido. Y la respuesta es la que imaginamos “No. Por lo general no. El cine documental es el más difícil de instalar en el público y en los medios. La difusión depende de algunos canales, festivales, encuentros. No es algo popular, desde el mismo momento en que el tema a veces ni siquiera es marketinero ni oportunista”

Más allá de eso la investigación que está llevando a cabo puede dejar buenas pistas para entender un proceso que nos afecta como parte de una sociedad que está buscando las respuestas por todas partes. Aún las impensadas.

Por: NANCY WILD

 

El Reverendo

Discute y comparte tus comentarios acerca de esta información!

Leave a reply

Leave a Reply