The Raven That Refused To Sing (And Other Stories)

Steven Wilson
Kscope (25 febrero 2013)

Acompañado esta vez por el mítico productor e ingeniero, Alan Parsons (The Beatles, Pink Floyd…), menos de dos años le tomo al virtuoso músico ingles Steven Wilson dar a luz el sucesor de su exitoso y ecléctico “Grace For Drowing” el cual llevo al artista a un punto culminante de su carrera en solitario ganada hace un par de años con Porcupine Tree la cual parece no hacerle falta según recientes declaraciones en diversos medios de comunicación.

Si en “Grace For Drowing” el músico optaba por un arriesgado doble álbum con una cantidad de influencias y estilos musicales obstruyendo la coherencia de este, “The Raven That Refused To Sing (And Other Stories)” muestra una faceta opuesta gracias a la colaboración de los músicos live de Wilson lo cual sin duda alguna da un aspecto mucho mas coherente a las seis canciones que aparecen en el trabajo, dando un sentimiento mas de grupo que de artista en solitario a pesar de que el ingles confirma ser el líder absoluto cuando se trata de tomar decisiones finales pero aun así dejando libertad y espacio a cada músico para exprimirse.

Desde los primeros segundos en “Luminol” y su excelente duo bajo/batería atrapado por guitarras, teclados y flautas la influencia setentera no se hace esperar, recordando a grandes leyendas como King Crimson o Jethro Tull impregnadas en 12 minutos de maestria absoluta.

A medida que pasan las canciones no cabe duda alguna que la incorporación del virtuoso baterista Marco Minnemann (conocido por ser multifacético) y el menos popular pero monstruoso guitarrista Guthrie Govan (Asia) llevan el sonido del álbum mucho mas allá, un ejemplo claro es la parte final de “Drive Home” con un excelente duelo de batería/guitarra (con un sonido similar al del legendario icono David Gilmour) grabada en una sola toma en directo según palabras de Wilson el cual se considera incapaz de reproducir un solo de ese estilo dandole todo el crédito a sus mercenarios y probando de paso la humildad de un artista totalmente honesto. “The Holy Drinker”, “The Pin Drop” y en especial “The Watchmaker” continúan mostrando a la perfección la maestria del musico a la hora de componer musica extendiendo las influencias a nuevos terrenos, solo falta escuchar la parte instrumental de la ultima citada.

El disco cierra de la mejor forma con la canción que lleva el titulo del álbum, una pieza que mezcla una melancolía digna de un Radiohead época “OK Computer” pero con este toque secreto y virtuoso que parece no tener fin para el británico.

Conociendo toda la carrera discográfica que le dio un nombre y sus diversos proyectos (unos mas arriesgados que otros), sin llegar al estatus de fanático devoto puedo decir que esta placa marco mis oídos y ojos como nunca lo había logrado el artista. Simplemente un disco indispensable del 2013; cabe destacar la versión especial que cuenta con 128 paginas de ilustraciones e historias incluidas en las letras del álbum.

A Escuchar:

  • Drive Home
  • The Raven That Refused To Sing
  • The Watchmaker

http://elsantuariodelrock.com/recursos/bandas/demos/Steven-Wilson-The-Raven-That-Refused-To-Sing-Cronica.mp3

 

 

El Reverendo

Discute y comparte tus comentarios acerca de esta información!

Leave a reply

Leave a Reply