De La Tierra

De La Tierra
Warner Latin/RoadRunner Records (14 enero 2014)

Una de las grandes sorpresas que dejo el 2013 fue la reunión de cuatro músicos que comparando sus partes poco tenían de parecido, poco había entre Andreas Kisser (Sepultura) y Alex González (Maná) o entre Andrés Gimenez (ex A.N.I.M.A.L, D-mente) y Sr Flavio (Los Fabulosos Cadillacs) podríamos hablar de un trabajo en base de Pop, Thrash, Groove, Ska y hasta un poco de Nu, todos los ingredientes necesarios para dar un “Sui Generis” de lo que sea que fueran a interpretar, era inevitable tener curiosidad ya que Alex González siempre se mostró como un devoto del Metal pero no por ello abandono Maná, Flavio tuvo sus acercamientos al Metal con el mítico Ricardo Lorio y de paso en la producción de “del entorno” de Almafuerte, de Andreas Kisser y Andrés ¿qué es lo más pop o Ska que han interpretado?

Corto les queda los apelativos de “4 locos como el Mundo y Metal Latinoamericano” cuando arranca su primer placa, las dudas se despejan y uno entiende que no es un proyecto improvisado, que hay pasión y palpitar en cada golpe de Alex, Flavio y lírica que acompaña Andreas y Andrés, si bien dos de sus integrantes tienen a cuestas más de dos décadas interpretando Metal, la renovación, el respeto se siente en cada track.

El Intro de De La Tierra (DLT) se marca por la compañía de dos guitarras, un arpegio acústico que enlaza con una melodía eléctrica, mientras un golpe de tambor se siente de fondo el recuerdo de A.N.I.M.A.L junto a Sepultura se empieza a sentir y es allí donde el primer track “Somos Uno” hace la presentación oficial del cuarteto en su primera placa, los Riffs y estribillos melódicos hacen gracia y si bien el tema se lleva los aplausos en la lírica <>son algunos de los fragmentos que empiezan a explorar la idea del palpitar por una hermandad y sentir desde la posibilidad de ser Latinoamericano.

“Rostros” es la prueba definitiva, Alex es un baterista de Metal, 4 minutos es la respuesta de un músico que era el más “exótico” de la alineación por su pasado, el tema tiene sus acercamientos al Thrash Metal junto a unas voces guturales y si bien es el sólo es perfecto, el trabajo de álbum empieza a demostrar el virtuosismo de cada uno de los integrantes, Rostros se convierte en la gran muestra de Alex “El Animal” González.

“San Asesino” parece un juego entre los Fabulosos y Sepultura, algo de Samba y un poco de Ska, el bajo de Flavio dice presente y le dan un brillo especial a la canción, los puentes entre los dos vocalistas empiezan a jugar un papel primordial y entre Español y Portugués la lírica “Lo importante es que tu despiertes, lo importante es que tu escapes, Violencia en nombre de la paz, violencia en nombre de la vida, tantos guerrilleros asesinos del amor, No Sigas los pasos de San Asesino…”

DLT sigue su paso con “Detonar” que le baja un poco la velocidad al álbum y si bien es un tema que sigue destacando los solos de Andreas, la influencia de Andrés en una canción más densa que las predecesoras se hace presente, si bien no es la destacada del álbum cumple su trabajo en los coros y abriendo paso al mejor abrebocas que nos pudieron brindar el año pasado “Maldita Historia” en donde parece que Asesino, Brujería, Sepultura y A.N.I.M.A.L estuvieran cantando el primer fragmento, el trabajo de Andrés en las voces puede ser muy criticado pero reluce de manera fantástica en este tema y cumple su propósito, el matiz varía en todo su esplendor, es el tema que marca a DLT como una banda de Metal.

Fuera se convierte en otro gran punto de trabajo de Flavio y le da un segundo respiro al álbum, un tema muy Rockero con otra gran cuota de Andreas que hasta este punto logra encajar adecuadamente los solos, Chaman de Manaus es la gran cuota vocal de Andreas, con pasajes muy Roots e influencias un tanto árabes, aquí se muestra que el álbum va en ascenso y cuando parece que Chaman es el punto climax quedan 3 temas para repensarlo.

El primero de ellos es Reducidores de Cabezas que compone la triada de liricas alternativas, estas narran tradiciones y resignifican hechos que hacen parte de la historia Latinoamericana, la primera de ellas con Chaman y en esta se narra la historia de los eternos Shuar ubicados entre el Ecuador y Perú quienes al librar una batalla entre tribus por los motivos que sean realizan un acto tributo en donde debe tomar la cabeza del vencido y luego de desprender el cráneo, desechan cerebro y ojos.

“Corran” es el antepenúltimo track del álbum, una canción bastante enérgica que seguramente le gustará a muchos por sus cambios en la melodía, pero el tema final “Cosmonauta Quechua” es el más veloz, el tema que cierra tanto el álbum como la triada de líricas con temáticas ancestrales bajo el acompañamiento de la voz de Flavio las menciones y mensajes en base a la ayahuasca nuevamente haciendo referencia al pueblo Shuar. Es acá donde realmente se llega al climax del álbum en un cierre impresionante en donde nuevamente el Metal se hace presente y mientras Andrés y Flavio cantan, el dinamismo de Andreas junto a Alex dan por terminado el primer gran trabajo de De La Tierra.

La sensación que deja DLT es gratificante porque la curiosidad que se tenía en un inicio ante el combinado de músicos era casi incierta, el trabajo de todos los integrantes destaca por su madurez y contribución al álbum pero la sorpresa y probablemente el suceso sea ver a Alex en directo interpretando los 11 temas del álbum y seguramente uno que otro cover de alguna banda Latinoamericana, algunos califican a DLT como “supergrupo” cuando ellos se definen como una banda de amigos que les gusta ir y tocar Metal, este primer paso fue más que acertado y seguramente fue bastante fresco para todos sus integrantes por lo que ojalá la aventura siga con ese brillo y poder latino que promete un cambio de energía en el Metal Latinoamericano.

A Escuchar:
  • Fuera
  • San Asesino
  • Cosmonauta Quechua
+ ESCUCHAR RECOMENDADOS
El Reverendo

Discute y comparte tus comentarios acerca de esta información!

Leave a reply

Leave a Reply