Suicide Silence

Suicide Silence
Nuclear Blast – (24 febrero 2017)

Bandas que giran de 360 grados su sonido han existido durante décadas, unas con mas éxito que otras puesto que un cambio tan radical del punto de visto de un artista puede verse como un deseo de explorar nuevos territorios o simplemente expresar con la experiencia adquirida una visión mas cercana de lo que siempre ha querido pero del punto de un auditor y sobretodo de los fans mas acérrimos puede verse como una traición a su sonido cerrándose herméticamente a cualquier propuesta diferente independiente si es de calidad o no.

El turno de cambiar llego para Suicide Silence en este trabajo ‘homónimo’ con una portada que deja mucho que desear mostrando un simple montaje del logo y una foto del grupo, tal vez queriendo reflejar cierta honestidad y describir en una imagen el sonido crudo y directo de las nueve canciones que contiene este. Si bien en diversas declaraciones los californianos anunciaban que el cambio seria radical no fue sino hasta que el primer adelanto “Doris” (canción que abre el álbum) fue estrenado, que la polémica se desato a través de las redes sociales, muchos poniendo en duda si no era simplemente una broma por parte del grupo ya que la producción firmada Ross Robinson, muestra a un Suicide Silence con un sonido muy alejado del de una producción norteamericana típica, con una batería totalmente editada por encima del resto de la mezcla y el resto de instrumentos impecables casi que mecánicos a la cual nos tenían habituados, optando por un sonido natural de garaje en el que se oyen los cambios de efecto, los pequeños errores en las cuerdas y sobretodo incluyendo una cantidad de voces melódicas (nunca antes utilizadas por la banda) muy cercanas a las de la producciones de Robinson en los primeros trabajos de Korn, Slipknot y “Roots” de Sepultura.

Adios al Deathcore, bienvenidos a una mezcla de Neo Metal con diversas influencias que recuerdan mucho al quinteto de Sacramento liderado por Chino Moreno en sus años mozos como por ejemplo en “The Zero” y “Dying In A Red Room” pero tampoco encasillandose o tratando de emular un sonido exacto ya que por ejemplo en “Hold Me Up Hold Me Down” la furia de los primeros años del grupo vuelve a sentirse pero tambien hay espacio para ir mas alla como en “Conformity”, prácticamente acustica en donde Eddie Hermida muestra su gran talento vocal.

A Escuchar:
  • The Zero
  • Listen
  • Conformity
El Reverendo
3.6

Veredicto Final

Suicide Silence propone un disco honesto que será denigrado por una multitud de personas ofendidas por el cambio tan radical pero al mismo tiempo atraerá a un nuevo publico puesto que contiene buenas canciones, obviamente no es un álbum perfecto y tiene momentos aburridores “Silence” o “Run” que parecen mas una parodia de algunas bandas citadas mas arriba… pero lo único que no se puede negar es que se siente honesto y fresco para la banda a pesar de no proponer nada realmente innovador, “Suicide Silence” es un trabajo que solamente será amado/odiado.

Sending
User Review
2 (4 votes)

Discute y comparte tus comentarios acerca de esta información!

Leave a reply

Leave a Reply