Gregor Mackintosh es un músico súper ocupado, prueba de ello son los casi 30 años de carrera que el artista cumple este 2018 junto a Paradise Lost, pioneros del Doom Death Gótico inglés. Trayectoria que ha tenido todo tipo de experimentos, Mackintosh entrego junto a sus acólitos el decimoquinto álbum estudio titulado « Medusa » en el 2017; además le alcanzo para lanzar

en paralelo un tercer y último trabajo de su otra banda Vallenfyre. El Santuario Del Rock estuvo hablando con el carismático artista sobre « Medusa », su nuevo contrato con la disquera Nuclear Blast, el ingreso del baterista Waltteri Väyrynen, sus raíces musicales, el futuro de Vallenfyre y los planes que tiene para Latinoamérica. Esto fue lo que nos comentó:

Para comenzar hablemos del nuevo disco de Paradise Lost « Medusa » que sin duda alguna contiene un aire sombrío, oscuro y melancólico…

Como compositor principal nos puedes contar más acerca de la predominancia de sus sonidos densos y pesados dignos del Doom Death?

Gregor “Greg” Mackintosh: La densidad del Doom surgió porque la última canción del anterior álbum « The Plague Within » que escribimos se llama « Beneath Broken Earth », es un corte bastante lento y deprimente; no habíamos escrito algo así desde ya hace mucho tiempo y resultó que termino siendo tan buena que nos encanta tocarla en vivo. Le comente al resto de la banda la idea de componer un disco completo enfocado en aquel estilo y les gustó la idea.

No pensábamos hacer un disco de Doom Death puro, simplemente la idea era bajar el tempo y resulto que durante la composición algunas partes exigían voces más pesadas en vez de las melódicas. Pero no fue algo planeado, sino que surgió a medida que se configuró a la par con el estilo sombrío de la grabación.

Regresaremos a Latinoamérica para finales de 2018 y trataremos de incluir a Colombia; al igual que con Vallenfyre. Con las negociaciones que hemos mantenido en Chile quieren que visitemos Suramérica.

¿Hay alguna anécdota especial en relación con la introducción que abre el trabajo?

Gregor “Greg” Mackintosh: Pues la idea era que no queríamos ningún tipo de teclados en la grabación, queríamos hacer algo sin teclados pero me estaba divirtiendo con un órgano Hammond y el sonido compaginaba tan bien en algunos de los cortes; así que está como en dos o tres canciones del álbum. Realmente funcionó en algunas partes y como introducción minimalista antes del sonido funerario de las guitarras que abre el disco. Cuando le dijimos a la disquera que la duración de la primera era de 8 minutos y medio y que era super lenta, no estaban convencidos pero luego se dieron cuenta de que ese era el lugar adecuado para la canción y que realmente era la pista para abrir. Además no se siente que tenga tal duración. Nunca antes habíamos hecho una así de larga puesto que si sobrepasa el límite de 6 minutos, suele tornarse aburridora. Debe tener una composición variada, con altos y bajos, luz y sombra para que al escucharla no sea monótona.

 

« Medusa » fue grabado en los Studios Orgone nuevamente con el colombiano Jaime Gomez Arellano que grabo « The Plague Within » en el 2015.

Al respecto de la ingeniería de sonido, ¿qué cualidades tiene Jaime que los hicieron escogerlo para la grabación de nuevo? ¿Qué le aporta él a la música?

Gregor “Greg” Mackintosh: Realmente por que se distancia del sonido del ’productor’. Es decir, muchos productores que trabajan en el Metal se limitan a un sonido característico, mientras que Jaime Gomez se concentra en sacar lo mejor del sonido que la banda ya posee.

Es la forma en la que se debería producir, como de los años 70, 80 y comienzos de los 90, donde el productor captura todo lo bueno que trae la banda. La idea no es adquirir el sonido del productor. Simplemente acudimos a él porque tiene ese corte ecléctico, es divertido trabajar juntos y está abierto a experimentar con el sonido.

No llevamos nada más aparte de las guitarras y un par de pedales al estudio; luego armamos combinaciones de amplificadores y baterías ya que tiene fama de coleccionista.

En cuanto a los aspectos técnicos, ¿Cómo se podría resumir la concepción de este disco?

Gregor “Greg” Mackintosh: Bueno teníamos un par de cosas en mente. Queríamos que fuera un sonido de Metal ’anti moderno’; algo retro en la producción…

Suena raro puesto que debería ser obvio pero hay muchos que producen al usar un referente visual y no auditivo. Miran a una pantalla y se quedan ahí. Nosotros sólo usamos el oído para ver qué sonaba magnífico y pasábamos a grabarlo; y el procedimiento fue no pensar demasiado al respecto. Creo que nos tardamos mucho más buscando los sonidos que grabándolos.

El sonido de guitarra, por ejemplo, tomó dos o tres días y luego dos para grabar todo. Para la batería fue lo mismo, un día y medio para grabar y tres para escoger el sonido. Es quizá una actitud anticuada pero lo que se graba queda bien y luego no hay problema en la mezcla.

 

« Shires » y « Symbolic Virtue » son dos canciones bonus que tienen un estilo más cercano al de un trabajo como « Tragic Idol »

¿Cuál es la historia de estas dos canciones?

Gregor “Greg” Mackintosh: Las escribimos a la par con el resto del álbum y no hubo discusión acerca de grabar canciones adicionales, sólo escribimos tantas canciones como fue posible, luego al grabar en el estudio nos empezamos a dar cuenta de que un par de ellas no encajaban por completo con el ambiente del resto del trabajo. Esa la única razón por la cual se organizó así.

Tienes razón al decir que tienen más en común con « Tragic Idol », algo que realmente no notamos al componer. Luego grabando en estudio nos dimos cuenta que la cohesión del disco se veía comprometida. De cierta forma me alegra puesto que nos deja con un trabajo de ocho cortes, como antes cuando sacaban cuatro y cuatro por cada lado y nadie se quejaba por que todo es de calidad. Por ejemplo, nadie se quejó de que « Raining Blood » durara 26 minutos, pues tenía buena calidad. Bandas como Soundgarden que sacan 20 canciones, ¡bájenle a la mitad por lo menos! Sonaría mejor si un poco más quedara por fuera.

La canción que lleva por título «Medusa» es obviamente un corte central para el álbum. ¿Profesa de algún modo el horizonte o las metas del grupo a un futuro?

Gregor “Greg” Mackintosh: No necesariamente porque la forma en que hacemos los álbumes es como una foto instantánea que representa el momento en que estamos. Quizá es así para todos los grupos, pero intentamos no pensar de más y exagerar.

Las ideas y los puntos de vista pueden cambiar en uno o dos años, inclusive seis meses. Así que no planeamos excesivamente hacia el futuro. « Medusa » es el punto central del álbum; no porque tenga el título del álbum, sino porque contiene un poco de todo lo de él.

Pero bueno no diría que indica en absoluto lo qué vamos a hacer más adelante. Si me preguntas en unos años, te responderé con más certeza.

Este es el primer trabajo con nuevo baterista, Waltteri Väyrynen

¿Cómo describirías el proceso de composición y grabación de baterías con él?

Gregor “Greg” Mackintosh: Fue muy interesante, porque es un baterista diferente de lo que suelo ver. Estoy acostumbrado a la vieja tradición del baterista de Metal que es muy bueno únicamente en lo que hace. Con la nueva tendencia, se encuentran músicos que han crecido con YouTube y que tienen facilidad de echar mano a estilos diferentes.

Waltteri tiene la capacidad de improvisar y hacerlo de forma elegante. En suma, fue divertido componer con él porque es la primera vez que hemos podido decir: ”Improvisa acá o intenta algo nuevo en esta parte”. Con otros bateristas nos quedaríamos con lo que ellos saben hacer en su área, pero con Waltteri tuvimos un proceso bastante creativo.

Hablando de tu estilo de tocar… Siempre te has caracterizado por ser un guitarrista con un estilo propio a la hora de escribir melodías, es increíble como en una buena parte de su catálogo, tu no tocas riffs sino te dedicas a armonizar, hacer solos, melodías que contrastan con la guitarra de Aaron (Aedy – Guitarra)…

Que fue lo que te influencio? Como desarrollaste ese estilo sobretodo que tu background viene mucho más del Punk y el Death Metal Old School?

Gregor “Greg” Mackintosh: Crecí aprendiendo guitarra con bandas como Conflict, English Dogs y Discharge, solo hasta un tiempo después eso se volvió en un gusto por el Metal.

Los primeros discos de ese estilo aparte de Motörhead, el primer trabajo de Candlemass o de Celtic Frost y todavía creo que el primer trabajo de Candlemass es uno de los mejores en cuanto a punteos, el solo de « Crystal Ball » sigue siendo mi favorito de todos los tiempos. (Risas) Quizá no estoy siendo lo suficientemente pretencioso, pero tiene balance entre emoción, tono y no se excede.

Esto es lo que he intentado hacer con mi propia música. Nunca verás un solo mío que aparece sin justificación; es decir, el hecho de que haya un solo puede que sea un poco egoísta. Así que los evito e intento armonizar o completar cuando no se canta y realzar la música a otro nivel.

Si, darles espacio a los demás miembros de la banda…

Gregor “Greg” Mackintosh: Por completo! Debe ser algo cohesivo. En últimas es la canción lo que importa y no algo de egocentrismo individual.

La forma en que hacemos los álbumes es como una foto instantánea que representa el momento en que estamos. Greg Mackintosh, Guitarrista y líder de Vallenfyre, Paradise Lost

En una entrevista leía que comparabas a « Medusa » con « Shades Of God »…

¿Qué nos puedes comentar al respecto? ¿Cuál es la conexión entre estos dos trabajos?

Gregor “Greg” Mackintosh: Siento que son muy similares. « Shades Of God » fue siempre un trabajo subestimado y que quedó atrapado a través del tiempo entre dos álbumes elogiados por nuestros colegas. Y resultó que estando entre « Gothic » y « Icon » se pasó por alto, por decirlo así. Creo que es esta la conexión y considero contienen más tiempos fuertes y fraseos.

Hay cosas en común. Si tuviera que describir este álbum desde la óptica de alguien que no conoce lo anterior, diría que tiene elementos del « Gothic » y que se ubica en la cercanía de « Shades Of God », estilísticamente hablando. Por supuesto que hay cosas que no podríamos haber hecho en aquel momento pues nuestro aprendizaje ocurrió a través de tiempo.

Al hablar de las voces. Otro punto de este trabajo es que las que predominan son las guturales aunque también contiene algunas claras…

¿De qué forma sucede el proceso de selección para las voces guturales y melódicas de Nick Holmes?

Gregor “Greg” Mackintosh: En realidad soy el que decide. Es una forma nueva que desarrollamos al componer y la he refinado al proseguir en este trabajo. Firmamos con Nuclear Blast y nos dieron un plazo más corto que el que creíamos y tuvimos que dinamizar y cambiar la forma de escribir.

Leí algo acerca de cómo escribía David Bowie sus letras. Él tiraba al suelo palabras y luego armaba oraciones de ahí; así que pensé qué genial sería hacerlo en la música.

Comencé a enviarle un par de riffs a Nick y le pedí que cantara por encima con el máximo de estilos diferentes que fueran posibles . Armónico, profuso, denso, guturales… como diez a la vez. Los grabo, me los envío y los organicé como si fuera un rompecabezas. Es una manera intuitiva y rápida para trabajar pues no te aburres y puedes resultar con varias versiones de la misma canción que en el momento son totalmente diferentes. Se puede ver un contraste y nunca se pierde el flujo de creatividad. De la forma tradicional se trabajaba una parte hasta que quedáramos contentos, pero de esta forma se podía ver de inmediato la diversidad. Por eso las voces son mayormente guturales y combinan muy bien, casi un 70% pero no fue planeado solo sucedió durante la escritura.

Por cierto hablando de Vallenfyre, en junio lanzaste tu tercer trabajo « Fear Those Who Fear Him »…

Hasta donde sé, la música para los dos trabajos se creó de forma simultánea. ¿De qué manera dirías que se distinguen los dos procedimientos de composición entre sí?

Gregor “Greg” Mackintosh: Arranqué componiendo el disco de Vallenfyre porque pensé que había tiempo libre con Paradise Lost y luego Nuclear Blast nos comunicó los plazos y fue pura casualidad que terminé componiendo los dos álbumes al mismo tiempo.

Creía que al principio sería difícil distinguir las dos composiciones como dices, pero me dio una visión clara de lo que diferencia las dos bandas. Como que instigó el centro de gravedad de cada una, por decirlo así. Cuando escribía una canción para Paradise Lost y no fluía más, pasaba a Vallenfyre y viceversa. Me ayudo a concentrarme para definir lo que quería en cada proyecto. Tengo que mencionar que no quiero volver a hacerlo porque fue un trabajo duro y constante durante más de seis meses.

Podrías aclarar un poco los comentarios de que este es el último trabajo de Vallenfyre

¿Qué le depara el futuro a este proyecto? Seguirán tocando en vivo?

Gregor “Greg” Mackintosh: Se va a acabar. No habrá a 100% más grabación con Vallenfyre pero queremos seguir tocando en directo para promocionar el último disco, aunque eso será posiblemente hasta finales del 2018 para luego desintegrarse. Queremos llegarle a la mayor cantidad de gente posible. El próximo años iremos a Norteamérica y posteriormente Suramérica, porque tenemos un contacto nuevo allí. Sí, es bastante divertido, pero considero que la trilogía ha logrado su objetivo.

¿Hubo alguna razón específica para grabar en Massachusetts? Es decir, viajar de Inglaterra a Estados Unidos es largo y extenuante. ¿Qué te queda de la experiencia de grabar con Kurt Ballou?

Gregor “Greg” Mackintosh: El viaje es solo una vez. Ir, grabar durante tres semanas y luego regresar. No involucra nada más que sólo volar hasta allá. Me pareció más fácil que grabar « Splinters » porque en aquel momento Kurt vivía en el estudio y tuvimos que alquilar una casa en Salem y atravesar todos los días la ciudad. Ahora él ya no vive ahí así que pudimos usarlo para alojarnos; y al mismo tiempo grabar quedándonos en el mismo lugar, todo resulto mucho más fácil. Se podía trabajar hasta tarde, comparar y decidir lo qué nos gustaba. Es decir, Kurt es la persona indicada para grabar a Vallenfyre, cuando lo contactamos quería ser parte de ello, aunque no estaba seguro que nos podía aportar en términos de Doom Death ya que tiene más experticia en Hardcore. Me gustó la forma en que captura el sonido en vivo de las agrupaciones, sin compromiso alguno además del lugar. Creo que capto la intención sonora de Vallenfyre en los dos discos.

Para terminar… Mencionaste gira por Sudamérica luego de visitar otros destinos con motivo de la promoción de « Medusa »

¿Tienes información puntual acerca de un posible regreso a Colombia?

Gregor “Greg” Mackintosh: Colombia, sí. Me atrevería a decir hacia el final del 2018. Queremos que haga aparte de la gira. Siempre depende de los promotores en su momento, como quizás sucede en cualquier otro lado, pero específicamente en algunos países de Latinoamérica hay algunas personas en las que no se puede confiar con plena seguridad. Lo que quiero decir es que las giras pueden cambiar con respecto a lo que se ha planeado con anterioridad a último momento.

Queremos visitar todos los territorios en la medida de lo posible. En el pasado hemos estado en Perú, Colombia y otros lugares; y resulta que sale Chile y Brasil. Así que eso esperamos. Regresaremos y trataremos de incluir a Colombia; al igual con Vallenfyre. Con las negociaciones que hemos mantenido en Chile quieren que visitemos Suramérica.

Greg Mackintosh:
Guitarrista y líder de Paradise Lost/Vallenfyre

Conoce más acerca de Paradise Lost, Vallenfyre visitando:

 

Entrevista conducida y traducida por: A Rex. Preguntas elaboradas por: El Reverendo.

Ricardo
Ficha técnica de la entrevista
Photo ofGregor Mackintosh
Nombre
Gregor Mackintosh
Alias
(Greg)
Website
Posición
Guitarrista, Compositor
Banda
Vallenfyre, Paradise Lost

Discute y comparte tus comentarios acerca de esta información!

Leave a reply

Leave a Reply